Advertencia

émula es una publicación que heredó algo de fanzine anarko y periódico mural comunista, en un formato de weblog neoliberal. Editado, sufrido y publicado por realidades latinoamericanas alternas. Se actualiza más o menos todos los días.... Noticias · Imágenes · Lecturas · Videos · Web & Software contacto: emulafanzine[a]gmail.com

miércoles, 6 de febrero de 2008

El increíble hombre menguante

Un hombre expuesto a una nube radiactiva comienza a perder su tamaño paulatina e inevitablemente. No tiene otras consecuencias físicas que la de ir perdiéndose de la vista de su esposa al paso de los días. El problema lo tiene con el mundo: el gato que era su mascota ya no lo reconoce y lo quiere como almuerzo; los elementos cotidianos empiezan a tener otra función que la que tenían (la cama hecha con una caja de fósforos); el mundo que se agranda, en definitiva, y agudiza el problema de la supervivencia. El increíble hombre menguante es, de un modo metafórico, un retorno a lo primitivo. Esa es la línea argumental de esta película basada en la novela casi homónima de Richard Matheson, quien también toca la soledad del hombre distinto, del ser extraordinario en Soy leyenda, esa fabulosa novela de un hombre en un mundo infestado de vampiros. Esta película es, desde el punto de vista cinematográfico, un dechado de virtudes para su época, quizás comparable a cualquiera de las grandes producciones actuales en cuanto al alto grado de avance de efectos visuales que incorporó a fines de los años '50. Esa potencia visual acompaña a la perfección a una historia en la que se resume la idea de un hombre nuevo, hecho en base al cambio constante, adaptándose, reinventándose ante los nuevos peligros. Una metáfora de este mundo globalizado, de esta sociedad occidental en la que uno de los mejores y más afinados métodos de control es el miedo, al punto de favorecerse con hacer aparecer como enemigo al simpático viejito del departamento de al lado.

2 comentarios:

Malena dijo...

Hola, cómo estás? ya veo que tienes cosas interesantes en tu blog. Te estaré vistando. Besos desde Caracas-Venezuela.

el (&=·$%·") editor dijo...

no había escuchado sobre "el increible hombre menguante", pero sí de argumentos similares. Eso que dices sobre el retorno a lo primitivo me llamó la atención porque no me había detenido a verlo de esa forma (aunque ahora parece obvia) más bien me había visto el fenómeno como una invitación a ver la existencia desde distintas perspectivas ¡sorprendernos! con lo cotidiano... que tampoco contradice lo de la supervivencia...


yo si me tomaba las pastillas de "chiquitolina" (fórmula secreta del chapulín colorado -antihéroe mexicano).

salud javier!

nos seguimos leyendo

-martín

Archivo del Blog

Los màs buscados